sábado, 30 de julio de 2011

Café

sábado, 30 de julio de 2011

Nada más perfecto para un café que una buena compañía. A falta de una buena compañía, la lluvia.

Sentir en el paladar esa bebida tan exquisita, perderse en pensamientos conforme caen las gotas de agua, son tan solo unas de las pocas cosas que disfruto en los aguaceros.

Estos días grises me encantan combinarlos con el olor a café en la cocina. Me renuevan, me dan chance de devolverme en lo que voy en la vida. Analizar, recapacitar y volver a empezar si es necesario.

Pienso en todo. En todos.

Y si termina la lluvia sigo mi vida relajada, más ordenada y con la taza siempre en mano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
Ese aroma a Café. Design by Pocket